sábado, febrero 11, 2006

MIGAJAS

Duele sentirte ignorada, hace daño que alguien a quién tú quieres, consideras una de tus mejores amigas, por quién has dejado de hacer montones de cosas, que ella no sabe, cuándo te ha necesitado, no repare jamás en tus necesidades, no tenga un gesto, una mirada cómplice, unas risas o un comentario para ti.
Últimamente no sé dónde ando, resulta que lo que yo creía importante va a ser que no lo es, ni amigos, ni ciertas personas del sexo opuesto, estoy harta de dar más de lo que recibo, estoy harta de que nunca nadie me pregunte a mí cómo estoy o qué quiero, o adivine qué quiero o qué me hace falta, creo que merezco mucho más que las mijagas de atención o cariño que me dan, y estoy harta de conformarme con eso, con mijagas, con palabras, con gestos, con caricias al azar.
Supongo que simplemente necesito mucha más atención pero no hay nadie dispuesto a dármela, a nadie le merece la pena prestármela.
Y empiezo a pensar que no la merezco, que debe ser que no merece la pena quererme, ni preocuparse por mí, y entonces empiezo a ser cada vez más y más pequeña, un punto insignicante en medio del caos, al que es normal que nadie preste atención, sólo soy un punto más, ni siquiera demasido luminoso, ni bonito, ni interesante, sólo un punto más en medio de todo el caos.

3 comentarios:

Meritxell & Natalia dijo...

Te entiendo perfectamente... pero quizás los puntos insignificantes sean los otros y no tu... quizás son tan egoístas o egocéntricos que olvidan la necesidad del querer, de la estima, de la ayuda mutua, del aprendizaje, de la amistad... quizás... aun no hayan aparecido las personas que sean capaces de ver através de tu mirada y así valorarte y respetarte como esencia unica y exclusiva... Tiempo y estabilidad... No te infravalores, ellos no se lo merecen y mucho menos tu... veo belleza en tu interior, belleza a través de tus comentarios, a través de tus textos. Piensa en positivo, quizás lo que reclamas no lo necesites tanto como crees... y es tu propio miedo de sentirte sola que crea esas sombras... Espero que no te moleste el comentario, lo escribo con la mejor de las intenciones. Porque en algún momento u otro has llegado a mi interior...

Un fuerte abrazo.

Nat.

La Luna dijo...

No me molesta para nada, al contrario, transmite buenas intenciones.
Supongo que sólo son momentos de bajón, mi autoestima es algo muy variable por más que intento controlarla, y tiendo a sentirme muy pequeña en muchas ocasiones, pero estoy aprendiendo a manejar mi inseguridad.
También sé que incluso la gente que te quiere a veces te hace daño, cómo tú a ellos, sin prentenderlo.
Gracias por tus comentarios y por pasearte por mi caos.
Un abrazo.

... dijo...

Es cierto lo que dices, a veces dañas sin querer y otras, te dañan sin saber, y te sientes asi de pequeña, asi de vacia, asi de sola, triste y melancolica, uraña y llena de confusiones, insegura y atrapada. Si lo que escribi es lo que te pasa, creo entenderte.
Adios